Jumpsuit, sí o no y cómo ?

Los monos o también conocidos como " jumpsuit " y sus hermanos los petos se llevan desde hace varias temporadas como tendencia general. Cada año tienen un aire distinto, pero no dejan de ser la misma prenda. Los adaptan a la vida diurna y la vida nocturna, cortos, palabra de honor, con escote asimétrico, estampados, lisos, elegantes, hippies, vaqueros… varias han sido ya las variantes que hemos conocido.
Para algunas esta prenda se ha convertido en una prenda cómoda, fresquita y estilosa que se puede convertir en el mejor aliado y para otras no es más que una prenda que jamás se pondrían bajo ninguna circunstancia.


Los orígenes del jumpsuit se remontan hasta la década de 1920, estando vigentes en cortos períodos de los años 1930 y 1960. Pero su verdadero auge tuvo lugar a finales de los años 70 y durante los primeros años de los 80. Se trata de una prenda con cierto aire vintage que ha evolucionado y que ofrece un abanico bastante extenso de posibilidades ya que se adapta a cualquier estilo y tipo de mujer.
Y es que hay que reconocer que no es la prenda más cómoda del mundo fashion, por razones evidentes, pero no se puede negar que los monos solucionan la papeleta, con solo una pieza de ropa irás vestida. 
Ésta prenda tiene sus ventajas, por más que no nos guste, por ejemplo, si tienes alguna boda, bautizo o comunión y quieres ir diferente o no te apetece ponerte un vestido, siempre tienes la opción de optar por un jumpsuit al que sólo tendrás que buscar los complementos, como pueden ser los maxi collares.


Una de las elecciones más elegantes, es sin lugar a dudas, es un jumpsuit negro, que puedes optar por marcar la silueta con un cinturón dorado o apostar por uno estilo esmoquin .


Pero también tiene sus desventajas. Como ya he comentado, no es la prenda más cómoda precisamente del mundo fashion, es evidente que resulta incómoda para ciertos momentos, como por ejemplo ir al baño y si no eres muy dada a combinaciones incluso puede resultar poco agraciado si no sabes complementarlo bien.

Pero además, para llevar este tipo de prendas hay que tener en cuenta otros aspectos. 
  • Si eres delgada y pequeña, los jumpsuit cortos, los que tienen corte en short, son los que mejor te lucirán, de esta manera no acortarás tu figura y visualmente te hará más alta.
  • Si quieres acentuar tus curvas, mejor los monos que en la parte superior tengan corte en V o strapless o que bajo el busto tengan un cinturón. No temas usar los estampados, si eres alta, te quedarán estupendos. Las mujeres que tienen caderas un poco más llenitas también pueden optar por un modelo con pinzas y perneras de corte recto
  • Si eres delgada y alta, opta por los sueltos (holgados) o los que combinan texturas. Evita los que están demasiado ajustados (tight) si quieres sumarle proporción a tus curvas.
Y para combinarlos bien ... asegúrate de que eliges el adecuado para destacar tus curvas y disimilar las que no te gustan. Si te encantan este tipo de prendas y has pensado en llevarlos todo lo que puedas esta temporada, tener uno negro, es como el little black dress, básico en todos los guardarropas. Sobre todo si la ocasión es formal.
Piensa en balancear el look. Si vistes uno estampado, no exageres con los accesorios y usa un calzado en tonos neutros. Si quieres algo casual, como para los fines de semana, opta por los de mezclilla o del tipo oversized. Un jumpsuit colorido con accesorios dorados o plateados son la mejor combinación.

Mango

Por otra parte si no te convence la idea de llevar un mono o peto pero estás pensando en probar con uno, para saber qué tal se lleva y queda, por eso de matar la curiosidad, lo mejor es que te hagas con uno sencillo, sin demasiados bordados y con estampados no muy llamativos ni colores demasiado estridentes. Ten en cuenta las pautas antes mencionadas para que se amolde lo mejor posible a tu cuerpo ( de otro modo, si te queda mal por cuestión de una mala elección, obviamente no querrás ponerte nunca más otro ).
Piensa que se trata de un traje de una sola pieza, hay que tener claro que un jumpsuit siempre resalta un poco la figura, por esta razón es mejor elegir una medida más grande que de costumbre, para que la tela caiga suelta, no debe hacer gordo, ni mucho menos en las caderas. 

Zara
Así que depende para la ocasión en la que hayas pensado llevarlo probablemente acabes hasta el moño de él, sobretodo si no estás acostumbrada a este tipo de prendas, es mejor que pruebes por primera vez durante el día y en momentos que no se alarguen demasiado. Plantéatelo como unos zapatos nuevos, no sabes si acabarán doliendo así que lo mejor es llevarlos un tiempo antes para asegurarte de que podrás aguantarlos cómodamente durante mucho más tiempo.


Imágenes: Google

Comentarios

Lo más visto