Reflexiones de una madre

¿ Se puede dejar de ser mujer por ser madre ?
Se puede, pero no estamos hablando ni de operaciones de cambio de sexo ni de cambios de nombre ni cosas parecidas. 
¿ A caso una mujer deja de ser mujer en su interior alguna vez ? Hay un momento en la vida de una mujer que deja de serlo y a la vez lo es más que nunca, cuando somos madres.

Os preguntaréis cómo puede ser que afirme que se deja de ser mujer y a la vez lo sea más que nunca, lo cierto es que algunas mujeres lo llevan de una manera y otras de otra, unas cuantas se transforman en canguros andantes, cargando de las crías allá por donde vayan y encargándose de ellos hasta bien empezada la pubertad lo que las convierte nada más que en madres; otras sin embargo hacen su papel de madres sin olvidar que a la vez son mujeres, útiles no solamente para sus hijos y que además aún siendo madres tienen el derecho de ser independientes, autónomas y libres y además creen firmemente en él.

Pero por qué estas dos clases tan diferentes la una de la otra?
Hay mujeres que desean tanto ser madres que en el momento en que lo son se entregan en ser y alma a sus hijos, se olvidan de que siguen siendo mujeres aún desempeñando este papel y se convierten en una especie de ser femenino que se distingue de entre la multitud por sus ya descuidadas raíces, puntas abiertas, ojeras y bolsas, vestimenta desaliñada a la que suelen llamar cómoda para correr detrás de niños y asumir el ajetreo que ésto conlleva y si no, encontraréis muchas pruebas de lo que digo en las puertas de los colegios.
 Que quede bien claro que no me baso en todo esto por que yo sola lo diga, seguro que más de una se siente identificada o conoce a alguna madre así, yo personalmente no me incluyo en el primer paquete, soy madre pero ante todo soy mujer.

El segundo paquete, como lo he querido llamar para diferenciar cada especie, son aquellas mujeres que deciden ser madres, que obviamente se ocupan de sus hijos a tiempo completo y este mismo tiempo lo emplean en su empleo, en sus hogares, en sus parejas y en ellas mismas, normalmente ésta última posición suele ser la que ocupa el último lugar pero no por ello deja de ser menos importante.

Es cierto que algunas pensarán... bueno, cada una es como es, las que son madres y se olvidan de ser mujeres es por que lo dan todo por sus hijos, son aquellas que no les importa absolutamente un bledo lo que opinen de ellas a pesar de que seguramente, en lo más profundo de sus conciencias, estoy segura de que a más de una madre de la primera especie en algún momento de su vida le gustaría verse más guapa, recibir más atenciones y disfrutar más de ellas mismas, aunque mientras lo hagan no dejen de preocuparse por los retoños y seguramente son las que constantemente se las escucha decir " no sé de dónde sacan el tiempo las demás madres, a mi me faltan horas al día ". Que quede bien claro que no estoy en contra de este tipo de vida, tampoco es una crítica destructiva, pero en mi opinión toda mujer se merece ser mujer a pesar de tener cargas familiares y una cosa no quita la otra.

Las mujeres que son madres suelen tener vidas sociales muy distintas a las madres que se olvidan de ser mujeres, éstas suelen relacionarse más con otros tipos de personas, suelen emplear su tiempo libre en disfrutar con sus hijos y con ellas mismas y al mismo tiempo dedicarle un pedazo de todo ese tiempo a sus amistades y pareja, por que amigas, las amistades y la pareja hay que mantenerlas casi igual que a los hijos, y no malinterpretemos ya sabemos que los hijos requieren una atención distinta a la que pueda requerir un adulto. 

Madres que son madres pensarán que es muy egoísta por parte de las mujeres querer estar siempre al punto como se suele decir y piensan que éstas seguro que descuidan a sus hijos más que ellas a los suyos y que seguramente alguien más les atenderá cuando ella lo precise, déjenme aclarar este punto:
NO es cierto. Una madre no tiene por qué desatender ni descuidar a nadie incluyéndose ella misma si está bien organizada, la organización es la base de todo y evita muchos casos de estrés.

Así que mamás queridas, no es mejor madre la que únicamente se dedica a sus hijos, prestad atención cuando vayáis al cole y fijaos en el resto de mamás, aquellas que van con camisetas anchas de sus maridos, el pelo hecho un asco, en chándal o con ropa " de diario " que hace 5 años que no la jubila por que sigue pensando que ya va bien y además le disimula el cuerpo que le dejaron los embarazos, ese cuerpo del que según ellas se sienten súper orgullosas por que les recuerda que son madres... y no se lo creen ni ellas. Preguntaos entonces: Realmente ... Por qué es? por la edad? por que son madres? por que como están casadas ya pasan de todo? por el trabajo ? o... quizás como dicen muchas sea una cuestión de prioridades ?

Aún con todo esto... he aquí mi mensaje y mi reflexión sobre el tema:


Sí, tus hijos lo son todo, pero quien te ayudó a ello fue quien tienes durmiendo al lado cada día, tampoco te olvides de él y de que a él le encanta que cuides maravillosamente a tus hijos pero también le fascina verte guapa y jovial, disfrutar de un tiempo contigo, con sus hijos y con los que antes de que estuvieras embarazada de esos pequeñajos pasabas unos ratos de risas que has dejado de tener, los amigos; recuerda que por más que no quieras, tus hijos un día levantarán el vuelo y entonces quizás cuando te mires al espejo seas una mujer que algún día decidió dejar de arreglarse y no buscar o intentar repartir una pizca de tiempo para ella misma y ahora es demasiado tarde para borrar esas arrugas, esas lorzas caídas y esa súper celulitis que entonces no te importaban un bledo.
Que conste en acta que quien acaba de escribir estas líneas es una mujer, que también es madre, es pareja, amiga y además se ocupa de su casa, de ella misma y de lo que la sociedad le impone como obligación, trabajar, que cuando le hace falta se enfunda una faja y cuando nadie la ve va en pijama y con los pelos alborotados. Así que, sin ánimo de ofender a nadie, si te descuidaste fue por que tú quisiste, con el tiempo, aunque creas que no, te lamentarás por no haberte dedicado un solo momento a tí misma, recuerda que tus hijos son muy importantes en tu vida y que seguirán siéndolo hasta que dejes de recordarlos pero quizás mañana toda esa dedicación que les prestastes se esfume y con ella todos tus encantos.

Sé que suena difícil, y sólo enumerar las tareas de una madre del siglo XXI cansa. Sin embargo, las mujeres se inventan las formas de dejar a todos complacidos y satisfacerse ellas mismas sus anhelos, así que no dejes que los tuyos se esfumen!

Mujeres!! Qué haríamos sin ellas!

¿ Qué opinas tú ?

Comentarios

Jara Equis ha dicho que…
Estoy completamente de acuerdo, lo importante en la vida es no perderse de vista a uno mismo porque eso será la base que nos permita realizar con satisfacción todas las tareas que se nos presenten en la vida. Ser madre es maravilloso pero ser mujer es extraordinario. ...... ninguna de nosotras debería olvidarlo. Un beso!!
Raquel ha dicho que…
Desde luego, ser madre es maravilloso pero ser mujer es extraordinario y sólo te pasa una vez en la vida, hay que saber disfrutar de ambas cosas sin perder la esencia de cada una de ellas!
Un besote guapa!

Lo más visto