Consultas por e-mail: Quedan bien las medias tupidas con vestido de noche?

Buenas tardes, tardes.

Consultas por e-mail, de vez en cuando recibo algunas interesantes para compartir con vosotras, ayer recibí una sobre las medias tupidas y los vestidos de noche y he creído que podría ser un buen tema a debatir. ( ya sabéis que a mi eso de debatir me va mucho )


Los vestidos de noche en otoño o en invierno normalmente requieren llevar algo más de abrigo debajo y en su mayoría van acompañados de calzado cerrado o parcialmente descubierto, en este último caso existe un dilema con los dedos de los pies... por ejemplo, peep-toes con medias tupidas? En apariencia no es muy... sexy y elegante enseñar la puntera de una media tupida ( ni de ninguna otra ), por otra parte si no llevamos medias  nos arriesgamos a morirnos de frío de cintura para abajo. Si estáis pensando en sandalias ... quitároslo de la cabeza, las sandalias se hicieron para el verano, por más que se empeñen algunas, con una única y sola excepción: galas o eventos con calefacciones a tope y vestidos largos con sandalias adecuadas y medias transparentes que ni se aprecien. 



En el caso de zapato cerrado como los clásicos salón, por ejemplo, está claro que la media tupida no desdice en absoluto, pero ojo, estamos hablando de los pies, que quede bien con el calzado no significa que vaya a quedar bien con el vestido por una simple razón: hay vestidos que desafortunadamente no pegan ni con cola con medias tupidas y hablamos de medias tupidas entendiendo que son de color negro u otros colores opacos, en el caso de las medias de tono natural no hay ningún tipo de problema, pero de entrada hemos de distinguir entre medias de verano (finas y casi transparentes con un tono parecido al de nuestra piel) y medias de color carne (gruesas y con brillo o mates). Sí a las primeras según en qué ocasiones y un NO rotundo a las segundas en cualquier circunstancia, las medias de verano son ideales para realzar y dar color a nuestras piernas en bodas de día, también en ceremonias de tarde-noche cuando llevamos un vestido especial, procurando que no tengan puntera si utilizamos sandalias o peep-toes como ya he dicho antes.


En cuanto a las medias tupidas en concreto, hoy existen en el mercado gran variedad de colores y grosores para adaptar a diferentes looks y distintas ocasiones. El efecto de una sandalia alta sobre media tupida negra puede resultar espectacular (para un evento nocturno), aunque para algunas celebraciones de día o con cierto protocolo hay alternativas más finas (en una celebración de día no resulta adecuado usar una media oscura demasiado opaca). Por lo que a las estampadas se refiere hay que tener mucho cuidado con las que llevamos, si el vestido es liso y pretendemos poner una media fina con algún motivo lo mejor será optar por lunares y figuras discretas o arriesgar más con algún motivo divertido sin llegar a ser choni.


Por ejemplo, en una ocasión en la que llevas un vestido como éste de la imagen de abajo unas medias de cualquier color que no sea lo más natural posible y que ni se noten sería matador para el look completo.


Sin embargo en un vestido como este sí que podemos ponerle medias de color, pero opacas del todo no, finas sí.


Y por último... mucho cuidado con las medias de rejilla!
Pueden causar estragos con tu look o transformarlo en algo extraordinario, en el primer caso hay que tener cuidado con el grosor de la rejilla y el tipo de calzado que llevamos, si es muy grueso se te saldrán los dedos de entre la rejilla y quedará lo más espantoso posible, sobretodo si es negra, si llevas zapato cerrado de la punta la media de rejilla favorece mucho, en especial la de color natural, pero repito, cuidadito con qué vestido la llevamos, puede no notarse y ser estupenda como aliada o destrozarlo por completo y aparentar cosas que no pretendemos.

..... NO!
Así SÍ, pero cuidado con el vestido.
SÍ!
Así También!

Así que ya sabes, medias sí, pero cada una para su ocasión.

¿ Qué opinas tú ?

Comentarios

Lo más visto