Aventuras escolares: la recogida de las 17:00h

¿ Qué les pasa a las madres de los colegios ?

Cada día a la hora punta de recogida de los niños, las 5 de la tarde, se acumula en la entrada del colegio una orda de madres con carritos de bebés ( también abuelas ) como si estuviera a punto de empezar una carrera hasta las respectivas clases y que después de llegar a la puerta de la clase del niño/a en cuestión se pongan todas de acuerdo en montar un tapón de coj...es, así que si habías tenido problemas para aparcar, espera que aún hay más.
Por otra parte cabe recalcar que además de todo esto los atropellos de pies, la cantidad de cosas colgadas de los carritos y la torpeza que tienen para llevarlos hacen que tengas que ir con los codos para recoger a tu hijo, un batallón que dura exactamente 15 min.: lo que tardas en entrar, llegar a la clase, sacar a tu hijo y salir por la puerta del colegio, todo para un recorrido de 20 metros. 
Algunos carritos deberían llevar licencia para conducirlos!


Algunas optamos por ir más tarde, una opción muy viable si quieres ahorrarte todo esto siempre y cuando no tengas mucha prisa...otras 15 min antes de que abran el colegio están haciendo cola merienda en mano ( es que quedan entre ellas ? ) y éstas son las que no tienen prisa y obstaculizan tu entrada, tú que sí tienes prisa... y cuidado que esto es lo más gracioso, algunos niños no han pisado aún el umbral de la clase de parvulario que ya les han embutido la merienda como si de un monstruo hambriento se tratase o se les hubiera olvidado darles de comer, ésto provoca que en los pasillos se acumule, además de carritos y madres torpes con carritos, un olor horrendo a pan de molde con paté, bollería varia con chocolate y otras porquerías que acuden a tu olfato en forma de arcada y disgusto, todo muy aparatoso en general. Pero esto no es todo, lo peor es salir de ahí... cuando todo ésto ya está en marcha, los niños con las meriendas, las madres con los carritos hay que sumarle que, en medio de los pasillos empiezan a quitarles uniformes, ponerles chaquetas, mochilitas, carpetitas, no sé dónde meterlo, se les cae todo al suelo, sus traseros en pompa te dan un golpe que te tiran los artilugios varios que llevas de tu hijo en el brazo y ya se ha liado más aún... cuando consigues recogerlo todo y has pedido perdón a 5 madres sonrientes éstas se dignan a salir a la vez que tú y empiezas a sudar... no sólo por el calor que te entra de repente y la mala leche y el olor del que quieres huir si no por que en ese preciso instante en el que estás atrapada entre dos madres con carritos de bebé te viene el mareo del olor de sus recargados perfumes, el maquillaje que llevan en la cara y por si fuera poco el olor tan característico de los bebés... y tu hijo te pregunta ¿ por que no llevas la merienda en el bolso ?

Y... pum!!!! te estalla la cabeza! Y luego eres " la histérica que pega con los codos y el bolso y no le da de merendar al niño "

Una vez en la calle, te da el aire y respiras hondo por que te queda adivinar dónde has conseguido aparcar y que con suerte el poco hábil del guardia urbano no te haya puesto una multa, por si fuera poco da la casualidad que a ambos lados de tu coche hay dos coches más que ... no te dejan abrir las puertas para meterte, siendo amable cuando llega la madre de alguno de los dos coches la dejas que meta primero a sus hijos dentro, ésto supone una paciencia infinita de 10 minutos literales para que cada niño esté correctamente sentado y que si llegas a saber no eres amable y 5 minutos más para que la conductora se aclare con el coche y comprenda que la marcha atrás estaba donde la dejó la última vez y que no se va a romper el coche si acelera para salir más rápido, a éstas en general yo las llamo lerdas ( y que nadie se ofenda )


Por fin consigues abrir las puertas del coche y tu hijo empieza a despotricar de que tiene hambre, se le olvidó hacer pipí y además tiene calor... sales del párking con cara de loca, sudando como un pollo y aguantando al guardia que se ha puesto a dirigir el tráfico con la pericia de un niño de parvulario que no hace si no que entorpecer más el tráfico...

Por suerte rompo una lanza a favor de todas aquellas que sí saben conducir un cochecito, que no atropellan a nadie y saben ponerse en un ladito para dejar pasar al resto de madres, también por las que aparcan con conocimiento de causa y tardan 2 min en ponerse en marcha con el coche y no me olvido de la señora guardia urbana... es la única que sabe cómo hacer que las que se piensan que se les rompe el coche por acelerar, aceleren.

Y cada día lo mismo, deseas que llegue el viernes para que por un par de días te olvides de todo esto pero lo peor es que el viernes es el día en el que se recrean más...

Dicho esto... voy a recoger al niño al colegio... hoy es viernes.

Imágenes: Google

Comentarios

Lo más visto

Imagen

Pantene BB7