Lemoniez P-V 2013

De una u otra manera, las mujeres de la primera mitad del siglo XX inspiran siempre el trabajo de Fernando Lemoniez. Y esta temporada no ha sido una excepción. El diseñador vasco vuelve la mirada hacia lasintrépidas viajeras de entonces, pintoras, escritoras, aviadoras, aquellas que no dudaban en lanzarse a explorar territorios inhóspitos. Mujeres sin miedo que miran hacia delante.

 Todas ellas se intuyen en los vestidos de jersey –ligeros, volátiles, frescos, siempre a punto para cualquier plan alocado y soñador–, en las faldas inspiradas en las prendas de aviador, de largo hasta la rodilla y por debajo de ella, en las gabardinas con enormes bolsillos de plastrón, en los pantalones de talle alto con pata anchísima, que casi quieren ser faldas. También las pintoras y artistas plásticas parecen habitar las blusas con la espalda capeada, que coronan su escote con grandes lazadas de tafetán. Los colores son discretos pero eficaces : camel, marrón chocolate, negro, blanco y un azul profundo intensísimo.


Las boinas que la antigua Casa Elósegui ha prestado para el desfile acentúan ese espíritu cosmopolita y un tanto romántico. 

Puedes ver el resto de fotografías del desfile en la página de Facebook de ULST

Comentarios

Lo más visto